Vestidos lactancia

Tops de lactancia elegantes

¿Necesitas ropa de lactancia para facilitar la vida después del embarazo? Nuestra última gama de ropa de lactancia está diseñada para todo, desde la lactancia sobre la marcha hasta la lactancia en casa. Nuestros sujetadores de lactancia vienen en estilos de camiseta para el día a día, así como bonitos y prácticos sujetadores de encaje para que puedas seguir sintiéndote lo mejor posible mientras das el pecho. Hazte con tops de lactancia que puedas usar a diario: nos encantan las camisetas de rayas y los estilos de manga larga, que son muy versátiles. ¿Tienes que ir a un evento? Hazte con vestidos de lactancia que te harán aparecer con estilo (y que harán que la lactancia no suponga ningún esfuerzo), desde piezas informales hasta piezas dignas de la ocasión.

Vestido de lactancia, no de maternidad

Ropa de lactancia que pone a la mamá y a la burbuja en primer lugar. Para facilitar a las madres la lactancia materna sin importar dónde se encuentren, St Frock ofrece una hermosa gama de ropa de maternidad y vestidos de lactancia para las madres en movimiento, diseñados para que puedas brillar incluso en tus días más ocupados.

No te preocupes, mamá, ¡te cubrimos las espaldas! St Frock cuenta con vestidos y tops aptos para la lactancia hechos pensando en las necesidades de las mamás. Esto significa que los tejidos son cómodos y ligeros, el corte es relajado y los diseños permiten un fácil acceso para la lactancia. Los cortes elegantes de nuestros vestidos y tops de lactancia favorecen una amplia variedad de tipos de cuerpo y figuras maternales para que te veas y te sientas fabulosa.

  Vestidos kim kardashian

Mientras afrontas los retos diarios de la maternidad, la ropa de lactancia de St Frock refleja tu estilo y tu espíritu. Ya sea lisa o con estampados florales o bohemios, St Frock permite a las madres disfrutar de estos preciosos momentos con sus hijos sin que la ropa les estorbe.

¡Hola! Somos St Frock y estamos aquí para ser tu vestido favorito. Lanzada en 2010 en los mercados de Bondi Beach, hemos crecido hasta convertirnos en un equipo divertido y apasionado al que le encanta ofrecerte moda para que puedas vivir tu mejor vida.

Mamá con pestillo

El año pasado, ante la desalentadora tarea de encontrar un nuevo armario para la lactancia materna, recurrí a Internet para ver si había algún artículo que ya hubiera investigado por mí sobre los mejores vestidos para la lactancia materna.

Con un bebé de cuatro meses muy exigente, no tenía tiempo para sentarme a mirar en ASOS y hacer zoom en las fotos de los botones borrosos para intentar averiguar si eran reales o no (casi siempre son falsos). Lamentablemente, mi búsqueda fue infructuosa y, con el tiempo limitado, me resultó extrañamente difícil confeccionar un armario de verano que incluyera vestidos aptos para la lactancia.

  Vestidos de vichy

Aún nerviosa por amamantar en público, estaba ansiosa por encontrar ropa bonita para amamantar que me diera un nivel de privacidad cuando amamantara a Olive. Inesperadamente, la lactancia en los meses de verano me resultaba más difícil que en invierno debido al estilo de los vestidos de verano. En lugar de levantarme un jersey y bajarme una camiseta para dar el pecho, a veces tenía la sensación de estar mostrando mis pechos (y mi persistente barriga) al mundo cuando se abría una pieza endeble de mi vestido de verano.

Vestidos de lactancia para ocasiones especiales

Una de las cosas que no te dicen cuando tienes un bebé por primera vez (o mejor dicho, una de las muchas sorpresas de ser madre primeriza) es el tiempo que vas a pasar amamantando o sacándote leche si decides seguir ese camino. Los bebés comen todo. El. Tiempo. Cada 2 ó 4 horas, durante 20 ó 45 minutos en cada sesión. Dejaré que hagas la cuenta de cuánto tiempo exactamente pasarás amamantando durante esas primeras semanas, meses o años de vida del bebé, pero es mucho. Sin embargo, ¿hay algo que todo el mundo te dice? Lo ocupada que se vuelve tu vida de repente tras la gran llegada del bebé. Y como la vida no se ralentiza a partir de ahí, tienes que estar preparada para dar de mamar en cualquier momento que te dé hambre. Al igual que tus sujetadores de lactancia favoritos, los vestidos de lactancia hacen que la lactancia sea lo más cómoda posible, estés donde estés. Algunas de las opciones que aparecen a continuación no son exactamente ropa de maternidad, pero tienen toda la flexibilidad y facilidad de los vestidos de lactancia, y nunca notarás la diferencia. Otros de esta lista podrían incluso funcionar como conjuntos para el embarazo antes de la llegada del bebé. Así que, ya sea que los uses cuando estés embarazada, cuando estés amamantando, o mucho después de que hayas terminado con ambos, vas a querer ver los 20 vestidos de lactancia que te presentamos.

  Meghan markle vestidos
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad